miércoles, 20 de julio de 2016

Nanas, cuentos y despieces

I.
EL LOBO

Esperan detrás de la puerta.
Todos, en fila. Pequeños. Todos: casi
insignificantes, tan
diminutos extienden
los brazos pidiendo, pidiendo, pidiendo.

Hinchan sus cabezas como un globo

y soplan

y ascienden uno por uno alejándose sin peso

desde el suelo,


como un montón de cenizas.





("Por este borde". Jezabel Seijas)
Esperan detrás de la puerta.
Todos, en fila
. P
equeñ
os
. Todos: casi
insignificant
es
, tan
diminutos extienden
los brazos pidiendo, pidiendo, pidiendo.
Hinchan sus cabezas como un globo
y soplan
y ascienden uno por uno alejándose sin peso
desde el suelo,
como un montón de cenizas.
Esperan detrás de la puerta.
Todos, en fila
. P
equeñ
os
. Todos: casi
insignificant
es
, tan
diminutos extienden
los brazos pidiendo, pidiendo, pidiendo.
Hinchan sus cabezas como un globo
y soplan
y ascienden uno por uno alejándose sin peso
desde el suelo,
como un montón de cenizas.

No hay comentarios: