miércoles, 20 de julio de 2016

Medio

II.
LA VOZ DE SU AMO

 ¿A qué podemos deber tanta gratitud?

Cuidado,

como en todo
todavía existen en nosotros ofertas trampa,
saldos,
deudas innecesarias, saltos
mortales,
abrazos
que también se clavarán como agujas.

Cuidado decimos:

Hemos acabado de vaciarnos de órganos
mientras los guardamos cuidadosamente en el congelador
debidamente empaquetados y a la espera, aguardando
la oportunidad de cocinarlos y ofrecerlos en banquete:

maravillosa vajilla,
mesa perfecta para uno.

Garantizado

:- Para que entonces todo quede al fin quieto en mi cuerpo
y así lo digiera todo. Para que nada

venga ya a moverse en tu cuerpo, no,
ni me acceda.



("Por este borde". Jezabel Seijas)

No hay comentarios: