domingo, 4 de octubre de 2015

San Jorge y el Dragón

II.
SAN JORGE Y EL DRAGÓN


Y suponiendo que podemos agarrarnos a algo siempre decimos,

lanzando una y otra vez la voz,
como quien continuamente arrojara una moneda
a la espera de un resultado fiable sobre el tapete,
anticipando cualquiera de sus resultados

menos uno.

Y entonces un borde alrededor de esas palabras, como un ojo,
se planta ante nosotros
y suponiendo que pudiéramos agarrarnos a algo intentamos decirnos.

Pero por esta vez bajando,
retrocediendo la voz

o sin llegar a creérnoslo del todo.




("Por este borde". Jezabel Seijas)

No hay comentarios: