miércoles, 7 de octubre de 2015

Retorno

II.
TRONO

Tiene esta lira hecha de su propio
vientre
y una trompeta desafinada para salvarse, viene
cubriendo este hábito.

Recuerdo que una vez extendió hacia nosotros dos dedos como ramas e
incluso que llegó a balbucear algo sobre sus dos dedos.

Ahora, sin embargo, habla y se oferta

como esos charlatanes de las pelis de vaqueros
con un remedio infalible y aquí

se agita

y sigue moviendo sus manos negras como ramas,
dejando
vibrar el aire como un pulso seco

con un breve desplazamiento, dejándose

sostenido
en solo una nota.




("Por este borde". Jezabel Seijas)

No hay comentarios: